Blog

5 pasos para detectar el talento oculto dentro de tu empresa

5 pasos para detectar el talento oculto dentro de tu empresa

El talento se da en todas partes, pero no siempre está a la vista. A tu lado podría encontrarse una persona con enormes habilidades de liderazgo pero no lo sabe porque nunca ha estado a cargo de un proyecto. O quizá en el área administrativa hay alguien con gran potencial para la capacitación y el desarrollo humano pero ¿cómo podría saberlo si nunca ha intentado algo similar? A continuación te compartimos cinco consejos que te permitirán  crear las condiciones dentro de tu empresa para descubrir y desarrollar el talento.

  • Define qué tipo de talento necesitas.

Talentos hay muchos, desde los deportes, el teatro o el circo; sin embargo, no toda habilidad será útil para el crecimiento de tu empresa. Entonces, es necesario que te preguntes qué capacidades y cualidades deben tener las personas que trabajen contigo para ayudarte a crecer. Define, por ejemplo, para qué área necesitas gente creativa, organizada o sociable; piensa para qué y qué le aportarían a la empresa.

  • Identifica el talento que ya hay en tu empresa y el que puede desarrollarse.

Ya que conoces las aptitudes y competencias básicas que cada puesto requiere, sondea si las personas en estas posiciones están respondiendo adecuadamente. Para estos fines puedes observar a detalle el funcionamiento de cada persona y área, revisar los indicadores de desempeño, realizar pruebas y mediciones que te permitan identificar esto y, más importante, hablar directamente con todo el personal involucrado.

  • Considera el talento y las preferencias de cada persona.

La principal fuente de información con la que contamos es la misma gente. Ellos, a través de su trabajo y su discurso, te harán saber si tienen talento para su labor y, más importante, si la disfrutan. ¡Ojo! Es fundamental considerar que el hecho de que alguien carezca de cierta habilidad no quiere decir que no tenga ninguna otra; quizá lo que esa persona necesita son vacaciones, un cambio de posición, un ascenso o un movimiento de área.

  • Desarrolla habilidades

Primero definiste qué talento necesitas, luego identificaste quién lo tiene y quién aún puede desarrollarlo… Ahora, lo que corresponde hacer es precisamente eso, crear las condiciones que les permitan a los miembros de tu empresa poner en práctica sus habilidades. Ponles retos, propón nuevos cursos y capacitaciones, asigna nuevos proyectos y líderes, crea concursos. La intención es cada quién pueda desplegar sus habilidades y probarse a sí mismo en otras actividades.

  • Premia talentos

En el paso anterior propiciaste las condiciones para desarrollar habilidades; en éste, le objetivo es reconocer la labor de quienes han dado el máximo de su capacidad incluso desde antes que empezáramos a ponerles atención. Todo equipo tiene miembros que se entregan al 200% sin esperar nada a cambio. Reconocer su labor es una manera de decir “tu trabajo es valorado, por favor, sigue así”. No se trata de comprarles un trofeo u organizar una ceremonia de premiación. A veces basta con dar diez minutos de nuestro tiempo para agradecerles por su trabajo.

Tal como hablábamos al principio de este artículo, todas las personas son talentosas; el reto consiste en identificar para qué y cómo se pueden encausar sus talentos hacia un proyecto común de crecimiento personal y prefesional.

Author: