Blog

Cómo desarrollar el talento humano de tu empresa:  4 acciones para lograrlo

Cómo desarrollar el talento humano de tu empresa: 4 acciones para lograrlo

En otros artículos hemos hablado sobre cómo descubrir el talento oculto dentro de tu empresa. Probablemente después de leer sobre ello te preguntaste qué más podrías hacer para desarrollar el talento de tu equipo de trabajo. Por esta razón consideramos necesario dedicar unas líneas para hablar de ello porque más importante que atraer talento es hacer crecer al que tenemos en casa.

 

  • Reconócelos como personas, no como empleados: Propicia que las personas que integran tu empresa se perciban a sí mismos como parte de un equipo y no como un número más. Sentir que nuestra labor contribuye a una meta más grande que el bienestar personal nos da la convicción de que nuestro trabajo vale; Es cuando nos atrevemos a ponernos la camiseta. Se trata de apostar por el valor humano dentro de cada proceso de la empresa. Si como organización nos enfocamos más a las personas que a las tareas, estamos invirtiendo a largo plazo en nuestro recurso más importante.

 

    1. Vela por sus intereses: Como organización lo que nos corresponde hacer cuando hemos detectado un talento es crear las condiciones para que se sienta satisfecho, valorado y convencido de seguir formando parte del equipo. Ponles retos, ofréceles oportunidades de desarrollo, permite que tengan un balance entre la vida laboral y familiar, haz que el ambiente laboral sea estimulante, confía en él y asegúrate que le sea posible mejorar su calidad de vida con lo que le estás ofreciendo.

 

  • Involúcralos: Para que alguien se sienta parte de una organización necesita participar activamente en ella. Se trata de que el éxito de la empresa, igual que los momentos de aprendizaje, también sean suyos. La participación del personal en las decisiones colectivas incrementa la motivación personal y el compromiso.

 

  1. Rétalos:

El talento es ilimitado, pero para conocer su potencial es indispensable hacerlo crecer. Las personas talentosas necesitan retos que los hagan llevar su capacidad a nuevos niveles. Por ejemplo, si permitimos que uno de nuestros talentos realice durante mucho tiempo actividades rutinarias y mecánicas estaremos estancando su capacidad. Invita a tu personal a superarse a sí mismos y lograr nuevos aprendizajes. Esto es un ganar, si un miembro del equipo crece, el equipo crece con él.

 

Éstas cuatro acciones para desarrollar el talento de la empresa parecen sencillas porque son cotidianas y fáciles de ejecutar. Sin duda ésta es la razón de su efectividad, si las hacemos parte de la rutina no sólo desarrollaremos a una o dos personas talentosas, sino que crearemos una cultura de gestión del talento que impregne toda la organización.

Author: